martes, 8 de diciembre de 2015

“¡Rápido, rápido, rápido, llegaron la gente, qué vaina!”: Crónica de la Cadena Humana Sorpresa anti corrupción

 

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-“¡Rápido, rápido, rápido, llegaron la gente, qué vaina!” gritó desesperado un policía que se encontraba frente al local de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE).

De nuevo el ejercicio ciudadano sorprendió a las fuerzas represivas del Estado. En poco tiempo comenzaron a llegar más agentes policiales.


En el Palacio Nacional, la Guardia Presidencial se movió con ráuda y colocó a sus hombres y mujeres en todo el rededor, armados como si se tratara de una guerra, portando fusiles M-16 y AK-47.

Y es que decenas de ciudadanos alcanzaron colocarse frente a la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE) para protestar en contra de la corrupción. Todo salió tal como lo planearon. Sorprendieron a la celosa seguridad de la mansión presidencial.

Los convocados llegaron puntuales a las 5:00 de la tarde. Se colocaron frente a la OISOE y comenzaron su jornada de protesta, como siempre de forma pacífica.


La diputada Guadalupe Valdez le dijo a la Coronela De la Cruz que “ojalá sea usted siempre que la envíe a vigilarnos, pues nosotras las mujeres somos más educadas y menos violentos que los hombres”

Esta fue la segunda ocasión que la cadena humana, convocada por el movimiento Poder Ciudadano, logra instalarse frente a la sede del Gobierno Dominicano y burlar la seguridad. Precisamente los manifestantes llevan dos meses con esta protesta, y regularmente, las fuerzas policiales los desalojan a fuerza de empujones, golpes, gas pimienta y otros modalidades de represión.

Dos minibuses encaminados por el regidor Alberto Thodman, alto dirigentes del Movimiento Rebelde, fueron estacionados frentes a la OISOE y enseguida los ciudadanos comenzaron a corear consignas en contra de la corrupción y de la impunidad.

Nadie esperaba la presencia de los manifestantes. La calma en el “búnker” del poder y sus alrededores, previo a las 5:00 de la tarde, era absoluta. Solo se veían empleados salir, tras terminar su jornada laboral.

Los manifestantes llegaron cuando ya el sol brindaba sus últimos rayos de luz. Las consignas eran cantadas con fuerza, con vigor. Las luces navideñoa que decoran el Palacio Nacional estaban encendidas.

A las 5:25 una mujer, escoltada por más de 10 hombres caminaba con pasos acelerados y firmes. Se trataba de la coronela y abogada Antonia de la Cruz. De hecho la periodista Alida Juliani, de Acento.com.do, que daba cobertura de la protesta, al verla se impresionó tanto que pensó que se trataba de una mujer del mundo de las pasarelas.

“Guao, mira esa mujer, parece a Naomi Campbell o Kim Kardashian. ¡Qué porte y qué elegancia luce esa policía”, dijo la comunicadora con una amplia sonrisa dibujada en su rostro.

Mientras tanto, los manifestantes se agarraron de las manos, mujeres, jóvenes y adultos mayores. Lo hicieron en la explanada frontal del edificio de la OISOE, ubicado en la calle Moisés García esquina Doctor Delgado, frente al Palacio Nacional.

Esta fue la segunda ocasión en lo logran. La ocasión anterior fue el pasado martes 25 de noviembre, cuando el grupo logró apostarse en el lugar por unos minutos, pero rápidamente fue desalojado. Los ciudadanos fueron golpeados por agentes policiales, a quienes incluso no les importó que se tratara de mujeres y de envejecientes para arrastrarlos y agredirlos con gas pimienta.

Este lunes 7 de diciembre alguien usó la cabeza desde el poder e impidió que se utilizara de nuevo la represión violenta. En esta oportunidad Integrantes del movimiento Poder Ciudadano se colocaron con su segunda Cadena Humana Sorpresa y reclamaron que el Gobierno de Danilo Medina respete su derecho a la libre expresión y cierre definitivamente la institución constructora, sin que los policías los reprimieran ni desalojaran por la fuerza.

Después que en septiembre pasado el arquitecto David Rodríguez García se suicidara en un baño de la institución, supuestamente agobiado por las deudas en que le habría hecho incurrir una mafia interna de la OISOE, grandes casos de corrupción han salido a flote.

En primera fila de la jornada de protesta estaban Manuel Robles, vocero del colectivo, el sacerdote Mario Serrano, los regidores Socorro Monegro y Alberto Thodman, y la diputada Guadalupe Valdez, entre otros.

En la actividad se exigió también que sean investigados varios ex directores de la OISOE.

Al frente de un enorme contingente estuvo la coronela abogada Antonia de la Cruz, que conversó con los dirigentes del movimiento Poder Ciudadano y les garantizó que no serían molestados. Y así fue.

La actitud policía no fue hostil y pasaron en esta ocasión de la violencia que los caracteriza a la conversación y compresión de que los ciudadanos tienen derecho a la protesta.

Tanto fue así, que la diputada Guadalupe Valdez le dijo a la Coronela De la Cruz que “ojalá sea usted siempre que la envíe a vigilarnos, pues nosotras las mujeres somos más educadas y menos violentos que los hombres”.

“Su actitud fue digna y nosotros lo reconocemos agradecemos que no ordenara que nos maltraten”, añadió la diputada.

Ante estos elogios, la alta oficial, muy conversadora, dijo: “estamos para servirles y garantizar que nunca más sean agredidos, además de que respectamos el derecho que les tocas, siempre y cuando sea como hasta ahora, que se han comportado pacíficamente” .

Laa regidora y periodista Socorro Monegro, que fuera maltratada en la anterior manifestación, en esta ocasión se confundió en un fuerte abrazo con la coronela. “Parecen amigas entrañables de toda una vida”, comentó uno de los presentes.

A la 6:00 de la tarde se cantó el Himno Nacional, lo cual daba por terminada la jornada, que se desarrollo sin contratiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario