lunes, 11 de agosto de 2014

México pone fin a 70 años de monopolio petrolero

Foto Getty Images.“Ni en mis más salvajes sueños esperé ver los cambios constitucionales alcanzados”. Esta es tal vez la frase que mejor define lo que acaba de ocurrir en México.
La dijo Enrique Zedillo, presidente mexicano entre 1994 y 2000, una época en la que los mandatarios de este país eran prácticamente todopoderosos.
Y se refería, en especial, a la reforma energética que acaba de convertirse en ley y que este lunes se espera que firme el actual mandatario, Enrique Peña Nieto, poniendo fin a 70 años de monopolio estatal petrolero.
Ni Zedillo, ni su antecesor, Carlos Salinas de Gortari -quien firmó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte- se metieron con el petróleo, del cual México es el noveno productor a nivel mundial.
Y para ta enorme cambio sólo se necesitó reformar dos artículos de la Constitución -en especial el 27- para permitir la participación de particulares -la empresa privada- en sectores de la producción petrolera nacional.

Ataques a Cárdenas

En este país, el petróleo no es sólo un tema económico. Es también de identidad nacional.
Cuauhtémoc Cárdenas, el hijo del general Lázaro y fundador del PRD, se ha opuesto con fuerza a la reforma.
Como lo explicó en BBC Mundo el periodista Alberto Nájar, “durante casi 70 años los mexicanos aprendieron que la expropiación del petróleo decretada en 1938 por el presidente Lázaro Cárdenas fue, después de la Revolución, la mayor gesta heroica del siglo XX”.
Y la figura de Lázaro Cárdenas ha sido una de las más invocadas en todo el debate por la reforma energética: por la izquierda para decir que su legado era traicionado y por el gobierno para decir que eso era falso.
Como dice el periodista de Bloomberg Jonathan Roeder, “incluso Hugo Chávez dejó que extranjeros extrajeran petróleo de los campos venezolanos”.
Pero no México desde la nacionalización.
Y el ardor del debate ha alcanzado al propio general. Cárdenas es uno de los prohombres del Partido Revolucionario Institucional (PRI), de regreso en el poder. Dentro del partido es muy difícil criticarlo, pero no desde la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario