lunes, 11 de agosto de 2014

Dos años sin llover

La situación en el departamento colombiano de La Guajira es alarmante, y los datos así lo reflejan. Algunos sectores permanecen sin lluvias desde hace dos años, mientras que los 288 mil millones destinados no pudieron hacer nada para impedir la muerte de los 4.151 niños que se ha registrado.
Según revela El Tiempo, la falta de lluvias ha generado un preocupante problema de desnutrición en varias zonas del departamento, donde 35 de cada cien mil niños muere por la falta de alimentos.
"A menos lluvias, menos agricultura, por tanto no hay proteínas para alimentar a las comunidades", explicó Arturo Molina López, coordinador del proyecto integral para ayudar a 20 comunidades Wayuu a darle productividad a la tierra.
Ese programa beneficia a 1.590 habitantes desde hace 11 meses, y es liderado por la Fundación Alpina en convenio con la Gobernación del Departamento.
Los tres municipios más comprometidos con el tema de la desnutrición son: Riohacha, donde murieron 25 niños; Manaure, con seis víctimas; y Uribia, con cinco.
De acuerdo a relatos de ciudadanos de La Guajira, en Manaure la desnutrición se puede ver reflejada de varias maneras. En los adultos se nota por la caída de los dientes, mientras que los menores sufren caída de cabello y cambio de color.
En Uribia, en tanto, los chicos salen a las seis de la mañana a cargar recipientes con agua, que al final del día regresan vacíos. Para proveerse de agua, en la ranchería Wayuu, en Jasaliru, sobreviven con lo que se puede sacar del primer pozo que se construyó durante el gobierno militar de Gustavo Rojas Pinillas, en 1955.
En ciertas zonas de La Guajira llevan unos nueve meses sin lluvias, mientras que en la parte alta del departamento van casi dos años.
En 2013, luego de la muerte de niños menores de cinco años, la Gobernación implementó el Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional, a través del cual se destinaron 37 mil millones de pesos. Mientras que en los últimos cuatro años de gestión del ex gobernador Jorge Pérez Bernier (2007-2011), se invirtieron unos 75.433 millones de pesos en programas de asistencia alimentaria y recuperación nutricional.
El Plan Departamental de Aguas, destinado a dotar de agua a toda la región, representó un presupuesto de 288 mil millones de pesos, según cifras arrojadas por el informe de rendición de cuentas 2012, de la gobernación de Francisco Gómez Cerchar, hoy detenido en cárcel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario